dientes bñancos

Lo que comes y bebes, y cómo usas tu cepillo de dientes, puede hacer toda la diferencia para tener dientes blancos. A veces lo alimentos que menos sospechas son tus mejores aliados.

1. Come fresas

Contienen un poderoso ácido málico, que es capaz de blanquear los dientes de forma 100% natural. Pero eso sí, no dejes los restos de fresa en tus dientes, podrían dañar el esmalte bucal.

2. Más alimentos blancos

Mientras más blancos sean los alimentos que comes, más blancos serán tus dientes. Consume más pollo, pescado, arroz; y reduce alimentos con alta pigmentación como la betarraga, arándanos y las zanahorias hervidas.

3. Usa un cepillo de dientes eléctrico

Así podrás eliminar la placa bacteriana en un 70% más que un cepillo normal. Suena a comercial, pero está científicamente probado, que gracias a su acción vibradora y poderoso giro, el efecto es más efectivo que un clásico cepillo.

4. Aceite de coco como enjuague bucal

Enjuágate los dientes con este delicioso aceite por 15 minutos. Conseguirás al poco tiempo remover numerosas bacterias, reducir sarro y prevenir las manchas en tus dientes.

5. Besa mucho

Besar aumenta la saliva, que ayuda a limpiar los dientes de las malas bacterias. ¿Nadie para besar? Entonces masca de vez en cuando un chicle.

6. Limpia tu lengua

Tu lengua retiene restos de comida como el café, té, vino tinto; que puede causar decoloración de los dientes si tu lengua no es limpiada.

¿La solución? Pásate a diario el cepillo de dientes sobre la lengua.

7. Una manzana al día

Los alimentos firmes y crujientes, como la manzana, son de insuperable ayuda para limpiar los dientes.

La manzana es considerada el cepillo de dientes de la naturaleza, además es una gran manera de limpiarlos cuando vas algún lado y no has podido cepillártelos. Otras geniales opciones son las zanahorias crudas y el apio.

LEE TAMBIÉN: Dientes y chicles, no tan buena combinación

Con información de Daily Mail