crema de choclo

¡Deliciosas y sanas! Te recomendamos tomarte una de estas sopitas como entrada en tus almuerzos, te darán un gran efecto de saciedad que te mantendrán light y te quitarán el frío.

1.Sopa de verduras en pan

Corta trozos chicos de cebolla blanca y roja, tomate y zanahoria. Pela un papa grande, dos hojas de lechuga y un ramita de perejil. Pon todos estos ingredientes en una olla y cocínalos con 1 litro de caldo de carne hasta que estén blandos.

Luego agrega 50 gr frejoles. Sirve bien calientito sobre los panes cortados en trozos, que absorberán todito el sabor.

2. Sopa de lentejas

Cocina las lentejas en agua con media cebolla cortada en trozos, 1 diente de ajo y un puñado de laurel. Aparte fríe 4 tiras de panceta cortadas en cubitos, media cebolla, 1 diente de ajo y un tomate grande picado.

Agrega esta preparación a las lentejas y deja cocinar. Si deseas puedes ponerle a tu plato una salchicha italiana cortada en trozitos, o un chorizo rojo.

3. Sopa de coliflor con quinua

Corta en trozos dos dientes de ajo, una cebolla, un puerro, un tallo de apio, dos zanahorias y una pequeña coliflor. Fríelos con dos cucharaditas de aceite de oliva.

Échales un poco de sal y pimienta, luego agrega caldo de verduras o carne. Cuando hierva, agregar 60 gr. de quinua lavada y espolvorea curry. Cocina entre 5 a 10 minutos más.

LEE TAMBIÉN: Quinua, el secreto mejor guardado de Los Andes

4. Sopa de cebolla

Corta una cinco cebollas en tiras largas, y fríelas en 100 gramos de manteca light. Luego, échales un poco de pimienta y sal, y cocina hasta que las cebollas se tornen transparentes.

Añade 2 cucharadas de harina para espesar. Agrega un cuarto de vaso de vino tinto o coñac, y espera a que se evapore el alcohol.

Echa un litro de caldo de verduras y una hojita de laurel. Cocina hasta que reduzca. Ahora ya puedes servir esta exquisita sopa con pan tostado cortado en cubitos y queso rallado a tu medida.

5. Crema de choclo

Pica un puerro y cocinalo a fuego bajo para sudarlo, que no se dore, con dos cucharadas de aceite y 100 gramos de chorizo rojo.  Agrega media taza de choclo en granos, revuelve, así se combinarán los sabores.

Luego echa 1 litro de agua y una lata de choclo en crema. Revuleve, revuelve, revuelve; hasta que hierva. Ya puedes servirla con trocitos de pan tostado o si prefieres con perejil picado.

Con información de Clarin.com