Si usted ingiere más calorías de las que su organismo necesita o come una dieta rica en grasas, hidratos de carbono y alcohol, su nivel de triglicéridos podría elevarse llegando a causar graves enfermedades como infartos cardiacos y cerebrales, inflamación de páncreas, diabetes y obesidad.
El uso más importante del examen de triglicéridos es para calcular el nivel de colesterol y el perfil de riesgo coronario o nivel de riesgo de desarrollar una cardiopatía, según informa la clínica DAM de Madrid.

Para el examen el paciente debe permanecer en ayunas por doce horas. El día de la prueba se le tomará una muestra de sangre venosa en la parte anterior del antebrazo, y luego por procedimientos bioquímicos se determinará la concentración de los valores del triglicérido en la sangre.

En el plasma sanguíneo son considerados valores deseables hasta 160 mg / dl (miligramos por decilitro). En cuanto a personas con diabetes o enfermedades cardíacas es deseable valores máximos de hasta 100 mg / dl, ya que estos pacientes son de riesgo alto.

Si bien los niveles bajos de triglicéridos en la sangre son muy poco comunes en comparación con los niveles altos, éstos podrían indicar desnutrición o hipertiroidismo. Por otro lado los niveles altos están asociados a diabetes y enfermedades del corazón.
En la gran mayoría de casos lo niveles de triglicéridos pueden ser tratados de manera eficaz con ejercicio físico y una dieta sana.

No espere a tener el nivel de triglicéridos elevados. Aprenda a prevenir esta delicada situación llevando una dieta equilibrada (incluya en ella mucho pescado y verduras) y haciendo deporte.