verduras

Un enorme contenido de vitaminas y antioxidantes de las verduras se ahogan en el agua de cocción cuando las hierves, según ha concluido una investigación de la Universidad de Murcia (España).

“La mayoría de las verduras se consumen cocinadas, así que, desde un punto de vista práctico, nos preocupaba saber si después de someterlas a los procedimientos domésticos habituales quedaba algo de sus antioxidantes o si sólo estábamos consumiendo calorías”, explicó María Antonia Murcia, líder de la investigación.

La principal conclusión del estudio fue que el agua “no es la mejor amiga de la cocina” al momento de preparar verduras. El calor puede anaiquilar o llevarse los nutrientes de verduras y hortalizas.

¿Cómo reduces la pérdida de nutrientes si quieres cocinar, DE VEZ EN CUANDO, tus verduras?

La Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas comparte los siguientes cinco consejos:

1. Pela y corta las verduras poquito antes de prepararlas.

2. Remójalas poco.

3. Espera a que el agua hierva para recién sumergirlas.

4. Echa un chorrito de vinagre o zumo de limón al agua de cocción.

5. Cocínalas “al dente” y enfríalas lo más pronto que puedas.

LEE TAMBIÉN: Recomiendan consumir 7 porciones de verduras y frutas

Con información de la BBC